– ¡¡¡Pepito!!! ¿Pero se puede saber qué haces metido en la nevera???!
– ¡Es que me ha dicho papá que soy la leche!