Dos compañeros de clase hablan en la calle después de un examen.
-¿Qué tal te ha ido el examen?
-Muy mal, lo he dejado todo en blanco.
-¡Madre mía! Seguro que el profe pensará que hemos copiado.