Hijo, por qué vienes ebrio?
– Mamá, pero tú me dijiste EMBRIAGATE!
– Te dije ¡ABRIGATE Imbécil! A-B-R-I-G-A-T-E.