María, prometeme que cuando me muera te casarás con Victor.
– ¡Pero si es tu peor enemigo!
– Pues por eso, ¡que se joda!