Una pareja de ancianos y le dice el abuelo:
– María, ¿donde quieres que hagamos hoy el amor?
– ¡En el suelo cariño!
– ¿Y por qué en el suelo?
– ¡Pues para sentir algo duro!