Dos pilotos gallegos hacen su primer viaje a los estados unidos.
Cuando llega el momento de aterrizar dan un frenazo, las llantas del avión chillan estripitosamente, todo el avión tiembla y luego se detiene. Uno de los gallegos le dice al otro:
Estos americanos si son brutos, hacen las pistas tan cortas, pero demasiado anchas.