– Mamá, mamá, en la escuela dicen que soy muy distraído.
– Jaimito, tú vives en la casa de enfrente.