Dos de Lepe se van al bosque en busca de un abeto para Navidad.
Después de varias horas dando vueltas y más vueltas, uno le dice al otro:
– Bueno, ¡ya está bien!. El próximo abeto que veamos lo cogemos tenga o no tenga bolas de navidad.