En un examen de navidad, le dice la señorita Pepita a David:
– David, no copies el problema de Martina!
– ¡Qué va, profe! No copio el problema. ¡Copio el resultado!