Estaba un niño jugando al Clash Royale y su padre le pregunta:
– ¿Hijo por que tienes tan poca suerte?
– Y el niño le contesta:
– Porque vi tu cara y sin querer me gaste todas las gemas en cofres gigantes.