– Oye Inaki! sabes que se ha muerto Julen?
– ¡Me cago en la leche! ¿y de que ha muerto?
– De cirrosis
– ¡¿Joer!?¿Tanto bebía?
– ¡Me caguen! Lo incineraron hace dos semanas, y Todavía sigue ardiendo.