– Oye, Josetxo, ¿a ti te gusta la pintura?
– Vaya que sí, pero más de tres botes me empalaga.