– Toc, toc!
– No hay nadie!
– ¡Ah! ¡Menos mal que no vine!