– Doctor, tengo mucho pelo ¿Qué padezco?
– Pues, padece un osito.