Un ladrón, entró de noche en una casa y despierta a Lucio que dormía.
– El ladrón dijo: ¡Busco dinero!
– Lucio respondió: ¡Que buena idea, espera a que encienda la luz y buscamos los dos!