– mi mujer es como un pez.
– ¿Nada muy bien?
– No, es muda.