Entra Jaimito en la habitación de su hermana y ve a un chico acostado con ella en cama…
-¿Qué haces?
– Le estoy poniendo una vacuna a tu hermana…
– Uy, pues si que debe de estar malita, ayer vino otro señor que me dijo lo mismo…