En México, antes del año 2000, los cigarros se encendían con zedillos; y después, con fóxforos.