Dos amigas están en una fiesta y una le dice a la otra:
– Que aburrida está la fiesta ¿no?
– Pues si tía, yo cuando encuentre mis bragas me voy a casa.