Chistes graciosos 1

-¿Y tu cómo te llamas? – Pepedro totorres. – ¿Eres tartamudo, hijo? – No, el tartamudo era mi padre, y el del registro se creía muy gracioso.

Chistes graciosos 2

Un ladrón, entró de noche en una casa y despierta a Lucio que dormía. – El ladrón dijo: ¡Busco dinero! – Lucio respondió: ¡Que buena idea, espera a que encienda la luz y buscamos los dos!